Para un acabado 100% natural, esta roca es perfecta. Puede ser de dos tipos, natural para un aspecto rústico o sellada para ocultar sus porosidades y ser mate o brillante. En cualquiera de sus presentaciones llenará tu espacio interior o exterior de elegancia y personalidad.