Piezas de mármol de medidas regulares. Sus porosidades se cubren con una pasta especial para aumentar su durabilidad y brillo exhibiendo las piezas en su máximo esplendor y color natural.